3 formas de explotar un diseñador

Hoy me gustaría analizar la explotación laboral en el mundo del diseño. Seguramente me diréis, bueno hoy en día con la crisis (económica pero sobretodo de valores) en casi todas las profesiones se vive esto. Y yo os contesto: cierto! Pero como a mi hace 10 años se me ocurrió la idea de ser diseñadora de mayor, pues hablaré de lo mio, de lo que veo y de lo que vivo.

Lo que en concreto me ha inspirado para escribir este post, es lo que ha pasado en el blog Antes todo esto eran champús, cuya escritora tuvo el valor de abrir una sección dedicada a las quejas anónimas de los que han tenido la grandiosa oportunidad de ser explotados en alguna agencia. Y cual fue el resultado? Quejas y amenazas por parte de la agencia mencionada, y artículo que se tuvo que retirar (lee aquí para enterarte). Yo, para empezar, no creo que la persona que contó su historia y las otras que confirmaron contando más o menos lo mismo, no tenían nada mejor que hacer, que decidir calumniar a una empresa porque si. En fin, de esta historia cada uno saque sus conclusiones. Pero yo la aprovecho para analizar una situación muy común, hacerme unas preguntas y darme unas respuestas, poniéndome en la piel de los empresarios/clientes/portales web/todos los que se crean con derecho a aprovecharse de nuestra profesión para ver si encuentro el sentido a todo esto.

Situación número 1: 
Te lo pasas pipa dibujando, creando, fotografiando, escribiendo… si es tu vocación ¿porque tengo que hacerte un contrato laboral con sueldo o simplemente pagarte por ello?
Pues porque aunque parezca que somos seres humanos con super poderes creativos, en realidad somos personas normales con necesidades básicas: comida, ropa y un techo y ni la felicidad ni lo bien que nos lo pasamos nos las cubre.

Situación número 2.
Para un diseñador o un publicista entrar en una agencia “es lo más”. Entonces si mi agencia es “lo más de lo más” ¿porque debería pagarte un sueldo si te estoy permitiendo realizar tu sueño? Deberías darme las gracias por darte la oportunidad de ser un becario con experiencia explotado en mi maravillosa agencia. (esta conversación la he vivido en primera persona)
Pues mira, yo no tengo que dar las gracias a nadie por cumplir con mi deber de trabajar. El que debería de dar las gracias eres tu a todos los que si aceptan estas míseras condiciones con tal de no quedarse en casa, porque es gracias a ellos que tu empresa sale adelante (bueno esto no tuve el valor de decirlo en el momento)

Situación número 3.
Ay mira, me ha dicho mi amigo que eres diseñadora, te importaría hacerme un logo, así, algo rápido… Pero si no tardas nada, ¿porque me lo cobras tan caro?
Pues porque para que yo no tarde nada y te lo haga como a ti te guste he tenido que invertir mucho dinero en equipos pero sobretodo tiempo en formarme. Y amigo, ¡el tiempo es oro!

En fin, seguro que a más de uno le suenen estas anécdotas, y más segura estoy de que habría más que contar. ¿Pero todos reaccionaríamos así, negándonos a aceptar tales condiciones? Yo creo, o mejor dicho, se que no. Y hay muchas razones por ello, en las que no entro. Pero estoy segura de que si cada uno de nosotros empieza a ser consciente del valor de su trabajo, ya nadie se atrevería a pedirnos un dibujito by the face.
¿Opiniones? ¡Serán más que bienvenidas!

8 respuestas a «3 formas de explotar un diseñador»

  1. Hola Valentina 🙂

    Yo siempre me he negado a trabajar en lugares donde no respetaran mi tiempo libre y donde ni siquiera se dignaban a pagarte las horas extra. Creo que por eso nunca acabe trabajando en grandes agencias, porque habia cosas que no iba a sacrificar.

    Ahora trabajo miles de horas mas, pero porque yo lo elijo, no porque un jefe a planificado mal el proyecto. 🙂

    Con respecto a que te pidan un loguito asi rapidito… cuesta mucho mucho mucho hacer ver al cliente el valor de nuestro trabajo, el que cada detalle es super importante y que marcará la diferencia en el resultado final. Es nuestro trabajo tambien hacerselo ver. A veces es facil y otras imposible. 🙂

    Feliz finde guapa 🙂

    1. Hola Saoia, sinceramente me pasa lo mismo… Nunca he aceptado trabajar en estas condiciones, pero me apetecía hablar del tema, con un poco de sarcasmo también, porque hablando con amigos y compañeros me he dado cuenta de que sí hay gente dispuesta a esto con tal de hacerse un hueco, justificándose con la frase “es lo que hay para empezar”. Y a mi francamente me indigna. Porque es por la “inocencia” de estas personas, que hay empresarios sin una pizca de humanidad, dispuestos a aprovecharse de los trabajadores de nuestro gremio. Por ello creo, que si todos nos negásemos, ahora mismo no estaríamos hablando del tema!
      Muchas gracias por tu comentario! Que ilusión!!! 😀

  2. El otro día me contaron por encima algunos detalles laborales de la agencia en cuestión y flipé en colores. La verdad es que me sorprendía ver trabajos de logos tan buenos con precios low cost pero tampoco había indagado en el tema en cuestión.

    La verdad es que yo también he pasado por sitios en los que mi trabajo se ha valorado más bien poco o se valoraba de palabra pero no con hechos (como tener un sueldo digno). Parece que como el tema laboral está en todos sitios mal tenemos que asumir ciertas condiciones para poder vivir… En fin, la mejor decisión de mi vida fue hacerme autónoma aun con sus partes negativas. Y como dice Saioa, yo también meto más horas pero porque quiero y porque me gusta mi trabajo.

    ¡Un abrazo!

    1. Muchas gracias Laura por tu comentario. Es muy triste pero a la vez real, que todos los que trabajamos en una profesión creativa hemos vivido la experiencia de no ser valorados. Y supongo que es por lo que tu dices, la dichosa crisis que nos obliga a aceptar cualquier condición. Me alegra mucho saber que tu decisión de ser autónoma ha sido la mejor, da mucho ánimo a los que como yo todavía estamos muy lejos de ello y lo vemos con cierto miedo!

  3. ¡Hola, Valentina! Gracias por pasarte por mi blog, por mencionarlo y, sobre todo, por escribir este post. Justo eso es algo que quería reflejar. Que nos tienen “pillados por los huevos” como se suele decir, y nadie se atreve a comentar nada de la realidad que se vive en la profesión, tanto de diseño como del resto de las personas que trabajamos en publicidad. Las tres situaciones que propones son TAAAAAAAAAAAAAAAN FAMILIARES que creo que es imposible encontrar a alguien de diseño al que no le haya pasado. Qué pena. Pero GRACIAS.

    1. Muchísimas gracias por tu comentario! Es todo muy triste, pero espero sinceramente que se remuevan las conciencias y que esto cambie pronto. Está en nuestras manos!

  4. ¡Hola!
    Esa realidad es tannn real y lamentable a mis ojos. Llevo también aproximadamente 10 años trabajando en este mercado, y el punto de situación en que estamos, suelo decir que hemos permitido que nuestra profesión cayera en la “prostitución”. A ver quien lo hace por menos y mejor. Si estamos con las condiciones laborales que estamos, gran parte de la culpa es de nuestro propio gremio que no sabe defender su mérito.

    Lo que si esta claro es que por el amigo, por el primo o por el vecino siempre viene la explotación … venga algo rapido y sencillo…NOOO. Cuando voy al Supermercado no le digo a la cajera: mira que hoy te pago con el “logo ese” rapido y sencillo que hice a mi vecino. : /

    También siempre fui contra la explotación y cinismo en las grandes agencias, y por eso nunca fue parte de mis sueños pertenecer a una de ellas! respeto a las horas extras… puedo entender que un proyecto puntualmente se pueda ir un poco de las manos con las horas previas a la entrega, pero no como sistema de trabajo. eso NOOO! Mi tiempo lo vale!

    Un poco más de respeto por la profesión de los demás. Cuando vas al medico y te hace un diagnostico de la situacion que sea, tu no pones en duda los conocimentos del medico (por norma) y no lo contradices. Pues el diseñador tambien puede ser respetado, aun que obviamente hablamos de un ambito algo mas flexible.
    Es muy triste ver como tanta gente de nuestro medio se plantea abandonar y se pasan a otro ramo del mercado que para nada conectado con el diseño. Y yo cada vez me acerco mas a ello…
    Quizás lo comparo a la decepción de tu primer Amo. Lo superas, pero No lo olvidas.

    1. Hola, muchas gracias por tu comentario.
      Estoy de acuerdo contigo, en parte es culpa de la gente de nuestro gremio que ha permitido esto. Pero yo creo que no solo depende de esto. Está en la conciencia de la gente pensar que es un trabajo fácil y que por ello no vale dinero. Por ejemplo, hoy me han pedido que programa usar para hacer logos “para mi que no tengo ni idea”. Esto me daría para otro post sinceramente, porque, ¿como puede alguien pensar que un logo lo hace un programa y no la persona que ha estudiado por ello y que está detrás? Así que lo que hay que hacer es concienciar a todo el mundo: empresas y particulares, para que valoren el nuestro como cualquier otro trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.