Estamos en plena temporada de bodas y para cualquier diseñador que trabaja en este mundo es el mejor momento para dejar volar la imaginación y la creatividad para realizar toda la papelería y diseño de la boda.

 Mi situación además es bastante peculiar, porque por un lado trabajo en el mundo de las bodas, y cada día no paro de ver bodas y más bodas. Por otro lado este año se empiezan a casar las amigas de toda la vida… así que no paro de oír hablar del tema!
Lo bonito de todo esto es que tengo la suerte y placer de poder encargarme del diseño de las invitaciones y papelería de dos de ellas, así que no paro de recopilar información e inspiración para poder entender los deseos de los novios y hacer realidad lo que ellos tienen en mente. Así que he pensado, que lo mejor sería compartir un poco de esta inspiración en este espacio, y organizar todo lo que me gusta por tema y estilos. Seguro que a algunos futuros novios le vendría bien, o incluso a algún compañero que necesita inspiración como yo. He pensado que lo mejor sería crear una galería de 5 estilos de invitaciones, para los 5 estilos de boda de tendencia de este año.

¿Que estilo te representa o te gusta más? ¿Eres de las de «boda de toda la vida», o prefieres atreverte y romper las tradiciones?

1. Boda clásica

Sin duda es el estilo que nunca falla y por el que muchos novios apuestan sin dudarlo. Para realizar una invitación de este estilo, no puede faltar una tipografía elegante, caligráfica. Para mi gusto, mejor si acompañada de otras tipografías igual de clásicas, pero de fácil lectura, como las tipografías con serifas. Otro elemento importante, el color. No debería tener mas de 2 colores, y que uno de ellos sea gris oscuro o incluso negro sobre blanco. Es la elegancia que nunca falla.

invitaciones-clasicas

Design: 1. Kayla Barker 2. Scriptura

2. Boda modern-minimal

Este es un estilo bastante mas novedoso. Es para novios que no se quieren complicar la vida con demasiada decoración, y prefieren apostar por la simplicidad. Esto, aunque no lo parezca, puede dar mucho juego a la hora de crear invitaciones de boda, porque sin duda es un estilo mas desenfadado y poco formal. Elementos a tener en cuenta: tipografías de palo, sin serifas, posiblemente todo en mayusculas, elementos gráficos geométricos como lineas, rallas, círculos. Pero sobre todo: atreverse con los colores! Me encanta por ejemplo la idea de combinar un color fluor o metal al clásico blanco y negro.

 

3. Boda rústica

Ideal para novios que no se sentirían cómodos con un evento demasiado pomposo. Son novios que aman la naturaleza, y quieren disfrutar de su día rodeados de ella. Para este tipo de boda, lo ideal sería una invitación impresa en papel reciclado o papel craft, con un diseño simple, pero a la vez natural: tipografías manuscritas y elementos gráficos florales son lo ideal para este tipo de invitación.

 

4. Boda vintage

Una boda vintage es una boda para nostálgicos, que se atreven sin miedo a crear para el día de su boda un ambiente totalmente acorde con la epoca soñada. Las épocas que más inspiran para este tipo de boda son los años 20 o los años 50 por ejemplo. Por ello una invitación para este tipo de boda tiene que ser acorde con el estilo: tipografías que recuerdan el cine mudo o los anuncios del boom económico de los años 50, uso de ilustraciones y decoraciones sin miedo: aquí el minimalismo no está bienvenido.

5. Boda boho

Este es un estilo de boda bastante vintage pero con características bastante más concretas que hacen que tenga nombre propio. Es un estilo para nostálgicos de los años 70, del amor sin limite con espíritu rebelde. Elementos para una invitación de boda boho: las flores, cuanto más grandes y coloridas mejor; las plumas, también llenas de color; el encaje para decorar la papelería; las tipografías manuscritas y con un toque desenfadado, todo impreso sobre papel craft para tener un toque más natural.

¿Con cual te quedas? Para mi, el favorito sin duda es el estilo boho, pero tampoco escondo mi amor por el estilo minimal… ¿A lo mejor una combinación de los dos? Yo, lo que tengo claro, es que hoy en día todo es posible en una boda, solo hay que echarle ganas y una dosis muy grande de fantasía!