Muchos me han conocido virtualmente a través de Manú Macramé, mi proyecto handmade que nació explorando las técnicas del macramé y que ha evolucionado hasta otras técnicas de tejido. He escrito en este blog sobre handmade pero también mucho de diseño.

Ahora ha llegado el momento de poner orden en mi vida y en mi presencia online. Abrí esta web hace unos meses con la intención de mostrar mi trabajo de una forma más organizada y también de escribir con mas frecuencia sobre lo que más me concierne, que es mi profesión: el diseño en todas sus facetas. También tenía la otra web, la de Manú Macramé, bien montada, con su blog… Más abandonado que nunca. Pero sobretodo tenía una renovación de dominio y hosting pendiente. Así que reflexioné, gracias sobretodo a mi pareja que es mucho más práctico que yo en estas cosas, y pensé: tengo un blog abandonado donde he hablado mucho de diseño, fotografía y craft; acabo de abrir otro con mi nombre personal donde tengo la intención de hablar de diseño fotografía y craft… No pienso nunca más en mi vida dedicarme a vender colgantes. ¿Entonces porqué gastar un dinero que no me va a traer ningún beneficio?

Por esta razón he cerrado la web y he trasladado todo el contenido más útil e interesante en este blog.

He estado varios días seleccionándolo, ordenándolo y actualizándolo. Podéis seguir leyendo consejos y posts sobre diseño, mucha inspiración y ver todos mis reportajes de foto, además de varias reflexiones sobre el mundo craft.

Pero sobretodo podéis seguir estando al tanto de mis experimentos tejeriles, ya que he decidido introducirlos en mi portfolio. Estoy muy orgullosa de ellos así que no veo porque no enseñarlos aunque el mío es un portfolio de diseño.

Es muy importante para mi aclarar que el cierre de esta etapa no es un verdadero fin, mas bien una evolución. Yo soy Valentina y me encanta diseñar, fotografiar y tejer así que no veo nada de malo unificarlo todo bajo el mismo nombre y dominio. Espero de verdad no perder el contacto con toda la gente maravillosa que he conocido gracias a Manú Macramé.

Nos vemos aquí!