Nada más terminar mi carrera de bellas artes empecé el master para perfeccionar mis conocimientos de diseño aquí en Madrid. Y ahí fue cuando realmente me di cuenta de todo el potencial que tenia en mis manos, cuantas cosas se podían hacer trasteando con Photoshop e Illustrator.

Es como cuando me compro ropa nueva, la quiero estrenar en seguida y da igual si el conjunto queda bien o no (luego por suerte intento calmar mis ansias y me visto de forma más ordenada).
Pues lo mismo me pasó con mis primeros proyectos de diseño: juntaba todos los filtros, todos los efectos y todas las tipografías posibles. Pero en calmar mis ansias he necesitado mas tiempo y experiencia.

Al principio todo parece fácil, ves que no hay ninguna restricción, ni gasto de dinero. Solo se trata de aprender a manejar un programa «que lo hace todo». Esto me recuerda un video (te recomiendo seriamente que lo veas) que compartí hace poco en mi página Facebook, que explica como se hacían los diseños antes de Photoshop. Y me quedé embobada y desconcertada a la vez. Lo sabía, sabía que el diseño y la publicidad nacieron bastante antes de los ordenadores y Photoshop, pero nunca lo había entendido del todo, hasta que no lo vi de forma clara en este video.

Me di cuenta de como hace años, la nuestra era una profesión para unos pocos privilegiados que poseían grandes y precisas capacidades manuales. Hoy sin embargo ser diseñador, parece que está al alcance de cualquiera. Y digo parece, porque no es un Mac con algunos programas de diseño instalados, lo que te hace diseñador. Esta es la primera fase. Luego hay que seguir formándose, equivocarse, probar hasta acertar, para posiblemente volverte a equivocar otra vez.

Todo este rollo para contarte como fueron mis inicios en el diseño, unos inicios bastante cutres, pero esenciales para ser la que soy ahora mismo: una apasionada diseñadora, convencida de que quiero dedicarme a esta profesión, y en constante aprendizaje. Voy a hablar de la evolución de mi estilo, a través de como evolucionó mi gusto en la tipografía. Seguro que si llevas los mismos años que yo diseñando te hará gracia y te sentirás reflejado, porque en el diseño también hay modas. Y si acabas de empezar y no consigues enamorarte de tus proyectos, aprenderás que todo tiene su tiempo y que tienes que equivocarte mucho hasta conseguir pulir tu estilo.

Mis fuentes favoritas en el 2010

En el 2010, en mis inicios, mi gusto y estilo era algo barroco, y cuantos más efectos tuviesen las fuentes más me gustaban. Solo digo que la Val es la que usé en mi primer Curriculum!

Para descargarlas tienes los enlaces aquí: Cul de Sac, Val, Birth of a Hero, Ecuyer Dax

fuentes-favoritas-2010

Mis fuentes favoritas en el 2011

En el 2011 mi estilo ya empieza a pulirse, y me empiezan a gustar las fuentes condensed, que pero siguen teniendo algún que otro elemento «funny».

Para descargarlas tienes los enlaces aquí: Badass, Basicl, Deibi, Belta

fuentes-favoritas-2011

Mis fuentes favoritas en el 2012

En el 2012 la cosa por suerte mejora, y me doy cuenta de que las fuentes serif no son tan malas como yo pensaba.

Para descargarlas tienes los enlaces aquí: RNS Camelia, Springtime, Clemente, Typo Slabserif

fuentes-favoritas-2012

Mis fuentes favoritas en el 2013

Del año 2013 puedo estar orgullosa. De hecho estas fuentes me siguen gustando mucho. Me encanta el estilo elegante que pueden dar las fuentes serif como Pistilli y Nouvelle Vague a un diseño. Y la Bebas es la fuente que más he explotado de todas sin duda.

Para descargarlas tienes los enlaces aquí: Pistilli, Roboto, Bebas, Nouvelle Vague

fuentes-favoritas-2013

Mis fuentes favoritas en el 2014

En el 2014 mis fuentes favoritas ya no son tan condensed, y siempre que podía intentaba dar a mis diseños este estilo elegante, redondo y algo «hipster»… ¿Para que negarlo?

Para descargarlas tienes los enlaces aquí: Intro, Nexa Slab, Nexa, Lovelo

fuentes-favoritas-2014

Mis fuentes favoritas en el 2015

Ya llegamos a este año, el 2015. Me siguen encantando las fuentes sans serif redonditas, pero por primera vez he empezado a mirar de buen ojo las script. No se si será porque trabajo en una empresa de bodas, y siempre busco esta elegancia formal-pero-no-demasiado típica de las invitaciones de boda en mis diseños. Pero sin duda me he dado cuenta de que una buena script es un recurso imprescindible para dar este toque especial a nuestros diseños.

Para descargarlas tienes los enlaces aquí: Josefin Sans, Petit Formal Script, Dragon is coming, Lato

fuentes-favoritas-2015

¿Qué te ha parecido este recorrido histórico? ¿Te has sentido reflejado? ¿Tú también has pasado por una época barroca, o sigues siéndolo y tan feliz? Me encantaría conocer tu historia, aquí tienes los comentarios a tu disposición.