Necesito encontrar mi foco y se que tu puedes ayudarme

Este no es el post que tenía pensado escribir para esta semana, y además he dudado mucho en tomar la decisión si escribirlo o no. Te aviso de que esto es algo más personal, que a lo mejor para cuidar mi “imagen” como profesional no debería de contar. Pero esto de hablar estirada como una ejecutiva en traje y tacones dolorosos ya no se lleva. Lo que se lleva en internet ahora mismo es lo que se ha hecho toda la vida entre seres humanos: ser uno mismo, hablar sin ponerse demasiadas máscaras y generar empatía. Así que mi intención hoy es contarte lo que me pasa, segurísima de que me vas a entender y que incluso me vayas a ayudar si quieres y puedes.

Te cuento. Mi trayectoria en el mundo de los blogs ha empezado en el 2011, y ha variado mucho. He abierto y cerrado blogs con una rapidez increíble. Y de la misma forma abrí este blog en marzo de 2015: rápido. Porque pensé, ahora o nunca. Si no me muevo no arranco. Y por un lado es cierto. Pero por otro lado, si se quiere tomar en serio esto de bloguear, lo suyo sería tener objetivos, un nicho bien definido, y unas cuantas cosas más que yo hasta la fecha no he tenido. 

La realidad es que yo abrí este blog con el único objetivo de hablar sobre temas relacionados con mi profesión y mis aficiones, de una forma libre, sin presión y solo por adquirir el habito de escribir cada semana. Está guay, pero no ha funcionado. El objetivo de un blog es que la gente te lea como mínimo, y que sea cada vez más. Y no ha sido el caso por aquí, pero porque yo no me lo he currado.

Te soy sincera, pero seguro que me entenderás. Sin tener un objetivo concreto, publicar en este blog se me ha hecho muy pesado. De hecho, he conseguido hacerlo, pero un poco cojeando, tardando, no profundizando como me hubiera gustado. Y ha llegado el momento en que me he dado cuenta de que me gusta esto de ser bloguera, y por ello quiero tomármelo en serio.

Escribir un post en condiciones requiere muchísimo tiempo, de verdad. Porque no solo es escribir algo guay y útil para mis lectores, es también corregir y editar el texto, hacer y editar fotos e incluso crear y montar imágenes ad hoc. Luego moverlo y compartirlo por las redes sociales. Yo para escribir los posts que has podido leer hasta ahora, he tardado 2 tardes… Vamos a poner como unas 6 horas. 3 horas cada tarde. Y no estoy contando el tiempo que empleo para promocionarme en las redes. Es muchísimo tiempo, si tienes en cuenta de que dispongo de 12 horas semanales, tiempo en el cual también tengo que: ir al gimnasio (por mi propia salud mental y física), formarme y seguir aprendiendo, quedar con gente (por trabajo o para cultivar mi círculo social), hacer tareas de la casa (cocinar, ordenar, lavadora, limpiar…) y descansar. Es que no puedo, de verdad. De hecho he estallado hace pocos días. Las miles de tareas que me auto impongo y el poco tiempo del que dispongo me han hecho explotar de los nervios. Y esto no es lo que quiero. Mi tiempo es muy valioso y lo quiero emplear en algo que me enriquezca y me apasione. No tiene que ser un deber y punto.

Con toda esta parrafada no quiero decir que voy a dejar este blog. Ni mucho menos. Sólo quería avisarte de que lo voy a dejar durante un mes (eso espero, y si no algo más que no pasa nada) para dedicarme a re-enfocar toda mi web y preparar servicios y productos que puedan ayudarte de verdad.

Ahora, después del desahogo, viene la parte buena de este post.

Quiero resumir mi idea aquí, y espero muchísimo recibir tu feedback para saber si es algo que pueda serte útil.

Te adelanto que no tengo nada hecho, está todo en mi mente, así que seguramente cambiará y evolucionará, y justamente por ello necesito tu ayuda.

Quiero enfocar mi web, blog y servicios para ayudar a artesanos y blogueros con pocos recursos a cuidar de su imagen. Lo voy a hacer a través de consejos específicos en mi blog, formación y creación de plantillas de todo tipo para que los artesanos y blogueros que quieran cuidar de su imagen digital puedan hacerlo con algo de maña, pero sin pasar por el proceso creativo que es el que nos toca a nosotros, los diseñadores. Además mi intención es ofrecer servicios personalizados muy concretos para los que quieran avanzar aún más.

Ahora estarás pensando: pero hay mucha competencia en este sector, ¿cómo se te ha ocurrido meterte en este sarao? Justamente hoy estaba escuchando uno de los videos del training Visibilidad Ascendiente de Frank Scipion, y dijo algo que me ha impactado mucho: si hay competencia, entonces hay demanda. Así que adelante! Y a parte esto creo que mi decisión es acertada por tres razones:

Esta es una idea que ha existido siempre en mi, y que he apartado por el miedo a que no funcionase o a que no fuese rentable (Mira este post de Oye Deb que habla del tema). Pero tras mucho pensar creo que lo mejor que puedo hacer para seguir haciendo esto de una forma que pueda gustarme y apasionarme siempre, es escuchando a mi estómago, a mi instinto más profundo. Hacer algo por hacer, mejor no. No merece la pena invertir tanto tiempo (y dinero) en algo auto impuesto porque si. Mejor apostar para algo que me apasione, y si no funciona, no me quedaré con las ganas de no haberlo intentado.

No se si es una buena estrategia esta de contartelo todo incluso antes de empezar. Pero yo creo que en el fondo si. Tanto yo como tu, separadas por esta pantalla y sin conocer nuestras caras, somos humanas, y nos entendemos. Tengo comprobado que desnudarse y enseñar nuestra fragilidad sin miedo al final abre mil posibilidades y nos ayuda a conectar mucho más.

Así que me despido de ti con un hasta pronto, y con la esperanza de recibir cualquier tipo de feedback que pueda ayudarme a desarrollar mi idea. Esto para mi sería una ayuda inmensa, te lo prometo.

Sólo una última nota: no dejaré de enviar newsletter. Envío sólo una al mes, regalo un pack de fotos hechas por mi, comparto contenido guay y cuento mis avances en este mundo del blogging. Si quieres seguir en contacto conmigo y estar al tanto del proceso de re-enfoque de mi web, apúntate aquí. Te espero

10 respuestas a «Necesito encontrar mi foco y se que tu puedes ayudarme»

  1. Hola Valentina!
    Quizás es un poco tarde para comentar?!…
    Me gustó mucho este post, como decís, está bueno a veces desnudarse y hablar desde lo más personal.
    Parece que me estuvieras hablando a mí, de verdad, y que puedo ponerme en tu lugar y pensar que la que me está hablando es una amiga.
    Últimamente me estoy planteando esto también con mi emprendimiento, pero siento que me cuesta mucho.
    A veces pienso que tengo que mostrar más el detrás de mi taller, de cómo desarrollo un producto o de donde viene la inspiración. Pero el caso es que no lo hago, aunque se que eso es lo que la gente espera de una marca handmade. A veces pienso que es por pereza… a parar, sacar la foto, contar cómo lo hice…
    Pero en verdad si lo pienso 2 veces creo que es por no mostrarme más, no dejar ver lo más íntimo. Creo que al final de cuentas es una cuestión de confianza y seguridad en lo que hago.
    Entonces, creo que por ahí va el tema que me gustaría tratar (o que tú trates!ja), cómo alimentar la confianza en lo que hacemos para animarnos a mostrarla a los demás de una manera que nos haga sentir orgullosos reflejando nuestra personalidad. Algo así…

    Muchos éxitos!
    Jimena, desde Uruguay

    1. Hola Jimena, no es tarde en absoluto!
      Antes de todo quiero darte las gracias por leerme y tomar tu tiempo para este detallado comentario.
      Entiendo tu miedo a “desnudarte” pero creo que sería mejor si lo trataras desde otro punto de vista. En vez de pensar que estás desnudándote, piensa que estás siendo tu misma, que estás siendo auténtica, que te estás mostrando tal y como eres. Ya verás como lo disfrutas!
      Yo tampoco tengo mucha experiencia en esto, pero te aseguro que todas las personas que sigo y leo con interés, son personas que se atreven a ir mas allá de lo profesional. Es gente que cuenta sus historias, sus vivencias, sus tropiezos y sus dudas. Esto las hace mas humanas a los ojos de quienes las admiramos. Y nuestra admiración se vuelve sincera, como si de una amiga se tratase. Así que te animo a dar este salto, a enseñar lo que está detrás de la pantalla, porque ya tus productos son preciosos. Si las que paseamos por tu web, además podemos conocer de donde salen, de quienes son las manos que los han creado, te digo con certeza que conectaríamos mil veces más con ellos!

      Mucha suerte con todo, un abrazo desde España! 😀

  2. Valentina, no sabes cuánto te comprendo. He pasado por etapas así en más ocasiones de las que me hubiera gustado, pero con el tiempo me he dado cuenta que tomarse un respiro es lo mejor que se puede hacer cuando necesitas reencontrarte contigo misma.

    Hace poco, cuando cambié todo el diseño de mi web, también me pasé un mes o así sin escribir nada en el blog, hasta que sin ir más lejos, volví la semana pasada con las pilas recargadisimas. No era solo porque tenía mucho trabajo, también necesitaba ver la situación con un poco de distancia, para ver con claridad lo que realmente importa y organizar los próximos pasos a dar basándome en ello.

    Estoy segura de que te va a venir muy bien para reordenar tus ideas.

    Te mando un beso con un fuerte abrazo cargado de ánimos y suerte. Tú puedes 😉

    1. Hola Ainara, que alegría verte por aquí!
      Estoy segura de que me entiendes a la perfección, ¿quién no ha pasado por esto en un proceso y proyecto creativo? Te aseguro, que están pasando muchas cosas por aquí, detrás de la pantalla, y me alegro mucho porque por fin veo que mi camino está bien trazado! Pronto se verán los resultados! 😀 Un super abrazo!

  3. ¡Hola, Valentina! ¡Cómo te comprendo! Tener un blog al día es agotador, así que no hay mejor seguro de vida para continuar con él que parar de vez en cuando. Este verano yo paré un mes y medio y me supo a gloria. Disfruta de este descanso y no pienses en nada, es lo mejor que puedes hacer. ¡Un beso!

    1. Hola Susana, que bien sentirme tan arropada!
      Estoy muy feliz de haber tomado este tiempo, porque en realidad no he hecho otra cosa que aclarar mis ideas, aprender y más aprender!
      Así que realmente estoy deseando ya enseñar los resultados y por fin poder mantener este blog como se merece, con posts útiles y puntuales (sobretodo).
      Un super abrazo!!!

  4. Valentina, he leído tu artículo solo 3 meses después de haber sido publicado y es porque lastimosamente solo hoy conocí tu blog.

    Digo lastimosamente porque es un blog de mucha calidad y seguramente me he perdido de muchas cosas buenas.

    Aproveché y leí varios artículos por el simple hecho de que yo soy “de las personas que apreciamos los detalles bien acabados, el estilo vintage de algún que otro producto, las latas de galletas super cuquis, y las cajitas bonitas de té” y debo ser sincero contigo al decirte que este artículo que estoy comentando me ha dejado un poco triste y no es para menos ya que nos das a entender que no estás del todo a gusto con este magnífico blog.

    Puedo entender que uno a veces se cansa de las rutinas, pero ¿será que uno se cansa de dar valor a las demás personas? Yo leo tus escritos y recibo la impresión de que eres una persona feliz regalándonos tu sabiduría.

    Dices que “En esta web está todo mi mundo”. No mires tu mundo como “un deber y punto”; cuando no lo hagas lo verás como algo “que me enriquezca y me apasione”.

    Tus lectores han estado en vigilia desde hace 3 meses; yo quiero regresar a este blog y encontrar de nuevo tus regalos.

    Yo no puedo ayudarte a encontrar tu foco, no tengo tu sabiduría; eres tú quien debe ayudar a quienes te buscamos y necesitamos.

    3 meses está bien ¿no lo crees?

    Un abrazo.

    1. Hola Luis. Este comentario tuyo me ha removido la conciencia. Y por ello te li agradezco mucho de verdad. Han pasado 3 meses, cierto. Pero han sido 3 meses que he dedicado a aprender en VA, despacio, sin prisa pero sin pausa. Esto volverá activo dentro de nada. Ya tengo mucho material listo. Así que otra vez mil gracias por tus ánimos y bonitas palabras!

  5. Hola Valentina, te acabo de descubrir ahora mismo gracias a Laube Leal y me ha gustado mucho tu blog.
    Me siento identificada contigo de mil maneras, una de ellas ( es agotador preparar un post ). Te aplaudo por las tres razones que has comentado para saltar al estrellato. Te deseo lo mejor y te sigo…
    Un saludo!!

    1. Muchísimas gracias por pasarte aquí! Me alegro de tu descubrimiento 😛 nos leemos pronto!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.