Imaginemos que llevas con tu blog algo como 4 años. Un tiempo razonable considerando que justo en estas fechas es cuando se ha vivido el boom de blogs en España. Puede que lleves algo menos o incluso más. Ahora te pregunto: ¿cada cuanto tiempo le dedicas un lavado de cara? ¿Tu blog ha cambiado o sigue igual que cuando lo montaste?

En mi experiencia, todos los blogs que he montado no me han durado ni un año iguales. Me da pena no tener una documentación en imágenes de como fueron mis blogs para podértelas enseñar aquí, pero es que los he ido abriendo y cerrando con tal velocidad que ni se me asomaba por la cabeza la idea de hacer una captura de pantalla de aquella “mierda” que quería cambiar YA!

 

Así que nada, tendrás que confiar en mi, y creerme cuando te digo que he abierto 4 blogs (incluido este) y que cada uno ha sufrido unos cuantos restylings a pesar de sus cortas vidas. No es el caso de este, que ya va bien encaminado y no tiene pinta de morir tan pronto como mis otras criaturitas.

 

En fin, yo creo y reconozco que eso de renovar el blog en plena crisis de estilo un domingo por la tarde, se me da muy bien por mi exceso de perfeccionismo relacionado con mi profesión. Así que entiendo perfectamente que si tu no eres diseñadora gráfica, por muy cuidadosa que seas con tu trabajo de artesana, no verás las miles de imperfecciones en tu blog como las que veía yo. No pasa nada, para eso estoy yo aquí.

 

Te aconsejo revisar cada año como mínimo tu blog, ver si se consigue reflejar las tendencias del momento pero sobre todo quiero que te fijes en un elemento en concreto: ¿se lee bien? Al fin y al cabo un blog está para esto, para que se lea y le haga la vida más fácil a tus lectores y clientes. Así que hoy vengo con algún consejo que hay que tener en cuenta a la hora de ponerte manos a la obra con el lavado de cara de tu blog.

 

1. Reduce el ancho del cuerpo de tus posts

ancho
Tienes que ayudar a tus lectores a leer a gusto y sin esfuerzo. Ya de por si es difícil leer un párrafo muy ancho en papel. Imagínate en la pantalla, con el brillo de la luz que esta emite. Pon un ancho de como mucho 700 pixeles. Verás qué fácil y qué gusto leer ahora.

 

2. Elimina todo lo que no sirve en tu sidebar

sidebar
Todavía a estas alturas, en plena moda minimalista en diseño web, sigo viendo sidebars repletas de premios, colaboraciones, blogs amigos, archivos de las entradas… El sidebar es un lugar muy poderoso para poner cosas importantes. Úsalo para esto: para conseguir subscriptores, para presentarte y como mucho para poner un widget con tus últimos artículos para que tus lectores se queden un poco más de tiempo en tu blog a leer.
La idea es que pongas cosas que te aporten valor a ti y a tus subscriptores. Un banner de que colaboras con tal asociación o el premio como blogguer guay que ganaste hace mil años, a ti no te trae nada, y por supuesto a tus lectores tampoco.

 

3. El cuerpo de tus posts tiene que tener un fondo distinto del resto de tu blog y tiene que ser blanco

fondo-cuerpo

He visto algunos blogs que tienen un fondo hiparcreativo, oscuro, con texturas, dibujos y con encima el texto. Esto no es agradable, no favorece la lectura. Si de verdad te hace tanta ilusión apostar por este tipo de fondos para toda tu web, por lo menos te recomiendo que le des un fondo blanco al cuerpo del post, para que se facilite la lectura.

 

4. Aumenta el contraste de la tipografía de tus posts

contraste

No uses un color demasiado claro para la tipografía de tus artículos. De esta forma estarás pidiendo a tus lectores que hagan un esfuerzo extra para leer tus entradas.

Te cuento un secreto: tampoco uses el negro 100%. Aunque parezca mentira, también en diseño web intentamos imitar la realidad al diseñar elementos de una web, para que el usuario se sienta más cómodo al interactuar. Por ejemplo, se ponen sombras muy sutiles en los botones, y siempre son sombras desde arriba, como en la vida real, que la luz viene desde arriba con el sol.

En el caso de los colores, nunca se usa el negro porque nada en nuestro entorno es realmente negro (como tampoco blanco). Las sombras tampoco son negras. Así que si quieres usar un color que se acerque al negro usa un gris oscuro. En toda mi web el texto es de este color (#333333) si te fijas!

 

5. Reduce el menú y distínguelo de las categorías

menu

Me parece super bien que hayas dividido todas tus entradas en categorías, esto ayuda mucho al lector en saber de que va tu blog. Pero te recomiendo ponerlas en otro lado, y no juntas al menú. Para que nos entendamos el menú es el que está arriba, y que debería de poner:

home / sobre mi / mis servicios-productos / contacta

Si junto a esto pones cosas como, “amigurumi / bufandas en ganchillo / collares en ganchillo / prendas en punto”, lo que estarás haciendo es alargar demasiado el menú y hacerle un caos en la cabeza del lector.

¿Dónde poner las categorías? En vez de ponerlas todas desperdigadas por el menú, podrías comprimirlas en un desplegable que ponga categorías en el menú, y así tu lector ya sabe a lo que va, o directamente en tu sidebar con un pequeño widget.

 

6. El fondo de todo el blog, lo mas sencillo posible

fondo-web

En el punto tres te dije que te aseguraras que el cuerpo del post tuviese un fondo blanco. Aquí te recomiendo que simplifiques el resto del fondo. Si quieres optar por alguna textura, está guay, pero que sea sutil y de buena calidad. Se detallista, dile un rotundo NO a fondos malos y píxelados.

 

7. Usa solo 1 color en el texto +otro color para los links

colores

Te cuento esto, porque sigo viendo muchos blogs con 3 o 4 colores en el texto. No es ninguna buena idea. Además confunde al usuario. Cuando vemos un texto en color solemos pensar que es un enlace. Entonces si has querido pintar de rojo esta frase para resaltarla, lo que has conseguido es confundirme porque de instinto he pensado que se trataba de un enlace. Así que te recomiendo de elegir solo un color para tu enlaces, y todo lo demás que sea el mismo color pero en distintos grosores de letra. Si quieres resaltar algo, ponlo en negrita (no abuses tampoco).

 

8. El texto siempre justificado o alineado a la izquierda (nunca centrado)

justificar

Hay algunas personas que piensan que el texto centrado es más ordenado y más elegante. Y puede que lo sea, pero en otros lados de tu web. Como por ejemplo en la home, donde en una frase cuentas de que va tu proyecto. Guay, me parece fenomenal. Pero en un cuerpo de texto, que va a tener muchas más palabras, ponerlo todo centrado, es para decirle al que te está visitando: ¡vete! La lectura se hace super difícil porque nuestro ojo no tiene un punto fijo para empezar la lectura en el lado izquierdo. Así que por esta razón te recomiendo justificar el texto (o sea igualar las lineas) o alinearlo a la izquierda. Las dos opciones son muy buenas. Solo tienes que tener cuidado con el justificado, si el cuerpo del texto es demasiado corto de ancho. De esta forma se crearían muchos espacios blancos entre las palabras que no son nada agradables.

 

9. Las imágenes de tu post, que ocupen todo el ancho

imagen-ancho

Esto ya lo he dicho miles de veces en este blog. Y no me canso de repetirlo. A ver, cuando haces una foto, incluso con un móvil de hoy en día, tienes a disposición de 1200 pixeles de ancho, ¡seguro! Porque entonces sigo viendo blogs con un cuerpo de texto de 800px e imágenes con un ancho de 300px? No lo entiendo. Si tu objetivo es cargar imágenes con poco peso para que tu blog cargue rápido, entonces deberás optimizarlas para web en la edición. En Photoshop hay una opción llamada “guardar para web y dispositivos“. Te permite guardar tus imágenes en jpgs más ligeros que no cargan tanto tu blog.

 

10. Dile adiós a los efectos especiales

efectos

Como ya he dicho antes, hoy en día la tendencia en diseño web es el minimalismo. Y no creo que se trate de una moda pasajera, y que dentro de dos años nuestros blogs se vuelvan de repente muy barrocos. No. Aquí se trata de facilitar cada vez más la usabilidad de las webs a nuestros lectores, en vista sobre todo del auge que tiene la navegación desde el móvil. Como siempre, y más en el caso de la navegación móvil, menos es mas. Cuantas más cosas que sobren quites mejor. Hay que dejar lo esencial, lo que de verdad puede ayudar a tu lector. Y en mi opinión cabeceras con degradados imposibles, efectos 3D, y sombras enormes, además de pertenecer a una época ya pasada (por fin) no aportan nada a quien te lee en este momento.

 

11. Unifica tus botones de compartir en redes sociales

botones-redessociales

Tener un widget para que tus lectores compartan tus entradas está muy bien. El problema viene cuando estos botones son cada uno de su madre y de su padre. El otro día Borja Navarro de Pasos para crear un blog, escribió un post en Webempresa super completo, hablando de los mejores plugins que hay en el mercado hoy en día. Te aconsejo echarle un ojo, están super bien explicados.

La idea es que haya botones bonitos en tu blog para invitar a tus seguidores a que compartan tus contenidos. Pero que tengan todos el mismo diseño.

 

Y hasta aquí mis trucos para que puedas dar un lavado de cara a tu blog, y que en pocos pasos puedas actualizarlo sin demasiados quebraderos de cabeza. ¿Como lo ves? ¿Difícil? ¿O es algo factible?

Te espero en los comentarios para que me cuentes tus dudas y experiencia.

 

Hasta la próxima semana! 😉