Navegando por la red, y leyendo diferentes blogs, he descubierto la existencia de una nueva tipografía, y no he querido dejar la oportunidad de escribir un articulo sobre «Valentina».
No puedo negar que me ha emocionado el hecho de que una tipografía tan bonita y bien hecha lleve mi nombre.
Pero en realidad la historia de esta tipografía es bastante más profunda y merece la pena contarla.

Su creador se llama Pedro Ardilla, un apasionado-obsesionado con las tipografías. El mismo cuenta de si:
«Mi nombre es Pedro Arilla. Mi padre también se llama así. Y mi abuelo. Ambos son grandes carpinteros. Yo, en cambio, me quedé en diseñador gráfico con una obsesión patológica por la tipografía y la impresión manual. Al fin y al cabo, tal vez el gusto por los tipos de madera tenga una explicación. (…)
Soy minimalista por concepto y por defecto. Amo los espacios en blanco, los diseños ordenados y los textos muy legibles. En ocasiones creo tipografías en ordenador de la manera más racionalista y teórica posible; en ocasiones las creo a mano guiándome únicamente por el factor estético. Sí, dedico mi vida a dibujar letras.»
Valentina es un sincero homenaje a la abuela de Pedro, que por esto lleva su nombre. Se trata de una tipografía muy clásica, basada en los cánones que Bodoni dictó en el siglo XVIII, pero con punzones típicos del castellano de la época. Es de fácil lectura y se puede adaptar muy bien a diseños modernos.
Se puede también descargar gratis en este link.

Pedro escribe también un blog sobre diseño y tipografías. Os aconsejo de echar un vistazo a Don Serifa.
Visto in Ateneu Popular