Se que estarás pensando que me he vuelto loca en un momento. Pero resulta que estoy muy sana y no he tenido ninguna revelación extraterrestre ni nada por el estilo. Es que me he dado cuenta de algo muy revelador, que a todos los que trabajamos en una profesión creativa, nos vendría muy bien recordar de vez en cuando. Y es que: cuando la mente se bloquea, seguir trabajando, mirando, navegando por internet, bucear en Pinterest… No sirve de nada.

A ver si lo que te cuento me ha pasado solo a mi o te hace sentir reflejada.
Tienes un proyecto que acabar lo antes posible entre manos. Tu fecha límite de entrega está acercándose y todavía no lo ves muy claro. Sigues buscando inspiración, navegar por internet (y a la vez procrastinar por supuesto), dibujas algún boceto en tu libreta, pero sigues sin verlo del todo claro. Acaba el día y no has sacado ninguna conclusión. Y además al haber mirado mucho material para inspirarte, lo único que has conseguido ha sido frustración por no haber hecho nunca nada tan bonito como lo que has visto en el todo poderoso Pinterest. Resultado: frustración y sensación de no haber aportado nada bueno en este mundo otro día mas.

¿Te ha pasado alguna vez? ¿Te ves reflejada?

Esto es algo muy presente en mi día a día, pero intento solucionarlo con algunos truquillos que seguro que te vendrán muy bien a ti también si eres una persona creativa y trabajas en alguna profesión que requiere cierta dosis de creatividad (diseñadora, publicista, copywriter, escritora, bloguera, artesana, fotógrafa, algunas de estas cosas a la vez, y un largo etcétera).

Ahora te estarás preguntando: ¿entonces que hago con todos estos consejos que hay por ahí de hacer algo cada día para trabajar la creatividad? ¿Y lo que decía Picasso de que la inspiración llega trabajando?

Sí sí, ya lo se. Nada de todo esto es mentira. ¿Pero que hago yo en un momento de bloqueo? Yo se perfectamente que si sigo trabajando (o haciendo que trabaje) no sacaré ninguna buena conclusión. Así que lo mejor es tomar un descanso y hacer menos. Mira estos consejos y dime que te parecen.

1 Deja de mirar tu pantalla.

De hecho, aléjate todo lo que puedas de ella. Aunque creas que internet es el baúl del tesoro mas rico de información e inspiración que tengas en tus manos, solo conseguirá despistarte, distraerte y finalmente frustrarte. Y si piensas que seguir trabajando te ayudará, también te equivocas. Estarás más bloqueada todavía. Así que aprovecha el momento para estirar la espalda y las piernas, tomar un vaso de agua, hacerte una rica infusión, tomarte un café y descansa la mente todo lo que puedas.

2 Deja el trabajo para mañana.

Tranquila, no se va a caer el mundo si lo dejas para mañana (en su justa medida por supuesto, si haces esto todos los días puede que de verdad no consigas entregarlo). Si ya estás al final del día no te dejes agobiar por los plazos de entrega. Lo mejor que puedes hacer es aprovechar el rato que te queda antes de irte a la cama para dedicarte a ti misma, hacer cosas que te gustan o simplemente relajarte. Puedes ver una serie, leer una novela (nada relacionado con el trabajo please), tejer, pintarte las uñas, darte una ducha calentita, cenar algo rico e irte a la cama en paz contigo misma. Has hecho lo posible para que tu mente se relaje y sabes perfectamente que mañana es otro día y que tendrás mucha más inspiración que te permitirá acabar el trabajo.

3 Date un paseo.

Si tienes la suerte de trabajar cerca de un parque o un entorno bonito aprovéchalo. Las mejores ideas vienen cuando estamos rodeados de naturaleza. O si trabajas en casa, puedes aprovechar para bajar a comprar algo de fruta (por mencionar algo que yo haría), así ves gente, interactúas y por un momento te olvidas de tus quebraderos de cabeza. Y si no tienes nada de todo esto, date un paseo hasta el baño, baja las escaleras de tu edificio, mueve tu cuerpo básicamente. Ninguna excusa es buena para anclar tu culo a la silla en pleno momento de bloqueo creativo.

4 Vuelve a lo analógico.

Como ya dije en este post, usar tus manos, dibujar, pintar, garabatear es lo mejor que puedes hacer para hacer fluir tus ideas. Además es una actividad que no cuesta ningún esfuerzo. Solo el de ganar la pereza inicial. Pero ya verás como merece la pena y lo mucho que relaja tu mente.

5 Toma tiempo para aburrirte.

Esto me cuesta muchísimo a mi también, porque es que soy incapaz de pensar que voy a desperdiciar la tarde de un domingo sin hacer absolutamente nada. Siempre pienso que podría leer tal artículo, instalar tal plugin en mi web, informarme sobre aquel curso que tanto quiero hacer… Pero no. Luego descubro que si me tomo este tiempo para sencillamente aburrirme, y estar tirada en el sofá luego lo agradezco muchísimo. Mi mente está mucho mas relajada, y mis ideas fluyen de tal forma que estoy preparada para cualquier desafío creativo que me espere.

Y tú, ¿como reaccionas ante un bloqueo mental? ¿Haces algo parecido? ¿Haces algo más que no está en esta lista? Si es así, me encantaría leerlo en los comentarios. Aquí estamos para apoyarnos e inspirarnos entre todos!