Apuesto que en algún momento de tu vida como artesana hayas tenido que coger en manos una cámara para enseñar al mundo tus productos ¿a que si? Y también estoy segura que en la mayoría de los casos no se trataba de una cámara profesional. Entonces te enfrentas a un reto: tienes que enseñar tu producto para que pueda venderse y lo tienes que enseñar de la mejor forma posible. Pero, como lo que tienes en tus manos no es una cámara profesional ni tienes experiencia en fotografía, excepto las pocas que haces en tu tiempo libre, directamente te lanzas y haces unas cuantas fotos para salir del paso y tachar tu tarea. Sin más.

No se si piensas de esta forma, pero muchas artesanas que tienen que realizar sus propias fotos, las hacen así, lo más rápido posible y sin dedicarle el tiempo que está tarea necesita, “porque no tienen una reflex” y entonces las fotos no pueden salir bien. Porque según ellas la culpa es de la cámara. No se si te sientes reflejada o no con esta forma de enfrentarte a la tarea de la fotografía de producto. En cualquier caso te doy la enhorabuena, porque si estás leyendo este post, te aseguro que vas a dar un paso mas y vas a aprender que puedes hacer fotos profesionales sin tener una buena cámara. Así que sigue leyendo.

 

Para empezar, grabate a fuego en tu cabeza esta idea: las fotos las hace el fotógrafo, no la cámara. O sea, es tu cabeza la que tiene que estudiar, evaluar y pensar todo lo que conlleva crear tu foto perfecta, no tu cámara. ¿Qué te crees, que todas estas bonitas fotos que invaden Instagram, como por ejemplo las de Susana Torralbo o las de Begoña de Tea on the Moon son así de bonitas porque sus móviles tienen una magia especial a la que los comunes mortales no podemos acceder? No, la magia está en tu cabeza y solo puedes darte cuenta de que la tienes, con mucha mucha practica.

 

Te aconsejo de tomarte este proceso de aprendizaje con calma y de disfrutar el camino que tienes por delante. No pretendas aprender en un día hacer fotos bonitas. Mientras tanto te recomiendo empezar a practicar con estas pautas que te describo hoy. Más que técnicas son trucos, de estos pequeños que en cuanto los pruebas hacen la diferencia. Los puedes poner en práctica con cualquier tipo de dispositivo que uses para hacer fotos: un móvil, una cámara compacta, una cámara réflex o una tablet por ejemplo. Yo te doy estas pautas teniendo en cuenta el equipo mínimo indispensable. Así que vamos al lío. Y recuerda no cometer los errores de los que te hablé hace un tiempo en este blog.

 

1. Estudia la luz

La palabra “foto-grafia” quiere decir precisamente “escritura de la luz”. O sea, la luz es nuestra materia prima para hacer cualquier tipo de foto en condiciones. Sin luz o con una mala luz, olvídate de hacer cualquier tipo de fotos.
Para hacer fotos de producto, lo que suelo hacer yo es poner mis objetos cerca de una ventana desde donde entra luz difusa no rayos directos del sol. O también dependiendo de la hora del día, salgo a mi terraza y si está a la sombra hago fotos allí. A lo mejor te estarás preguntando: si hay que aprovechar la luz, porque hablas de luz difusa o sombra? Porque aunque no lo crees, estas son las mejores luces naturales para cualquier tipo de fotografía. Un fotógrafo a una boda de día nublada ¡es el único que está feliz! A la novia y a los invitados le darán ganas de llorar, pero cuando vean las fotos, ya verás que felices se ponen. Este tipo de luz resalta mucho mejor los objetos y minimiza los defectos. ¿Qué mas se le puede pedir?

 

Así que para resumir:

 

• Si estás en casa pon tu objeto delante de la ventana y tu colocate de tal forma que no hagas sombra al objeto.
• Si estás al aire libre, busca la sombra, para evitar sombras duras y resaltar todas las partes de tu objeto.

 

No estoy hablando de hacer fotos con luz artificial, no porque esté prohibido o sea imposible. Simplemente creo que se requiere mucha más experiencia a nivel técnico para conseguir un buen resultado. Así que si estás en fase inicial con la fotografía y quieres aprender, sigue mi consejo: usa estos 2 tipos de luces naturales de las que te he hablado antes. Por mi propia experiencia, te puedo confirmar que solo obtendrás buenos resultados.

 

2. El enfoque y profundidad de campo

Los móviles de hoy en día permiten mucho control sobre el enfoque. Un poco menos sobre la profundidad de campo. Para aclarar los conceptos:

 

Enfocar algo es cuando apuntas a una parte del objeto y esta se ve más definida respecto al resto.
En un móvil lo puedes hacer presionando con el dedo en el punto de la pantalla que quieres enfocar.

 

La profundidad de campo es, por decirlo de forma simple, la diferencia que hay entre un punto enfocado y la parte desenfocada.
Puede ser una profundidad de campo pequeña o una profundidad de campo grande. Cuando es pequeña consigues que hay muchísimo contraste entre el punto enfocado y el fondo. Cuando es grande es cuando consigues que muchos mas puntos de la foto están enfocados y no hay tanta diferencia entre el punto enfocado y el resto.

 

Cuando antes decía que en el móvil la profundidad de campo es más difícil de controlar, por no decir imposible, me refería a que en un móvil no puedes controlarlo manualmente. Solo es posible con una réflex. Pero no te preocupes. Haremos de esta limitación nuestra fuerza. Sabiendo que un movil o una cámara compacta tienen una profundidad de campo amplia, nosotras haremos fotos que impliquen que casi todas sus partes estén enfocadas. O sea elegimos la perspectiva acorde con las posibilidades que nos ofrece la cámara. Sabes cual es la perspectiva que más luce en una fotografía de objetos móvil? La perspectiva cenital, o desde arriba formando un plano paralelo imaginario respecto al plano fotografiado. ¿Por qué crees que hay tantas comidas ricas y bonitas fotografiados desde arriba en instagram?

 

Summer veggies y una manita espontánea… #llenandoladespensa #veggies #foodporn #foodie #comidasana

Una foto publicada por Yellowmandarin (@cristinaferrer) el

 

Nada pasa por casualidad, tenlo claro. Y si por conseguir nuestra foto bonita tenemos que dejar enfriar el café y hacer el ridiculo en el bar, pues se hace ?

 

Te pongo un ejemplo de una foto que realicé hace muy poco a un collar que me tejí en ganchillo, está fotografiada desde arriba en mi terraza a la sombra. con lo cual está muy bien iluminada sin malas sombras y toda bien enfocada.

 

3. Cuida el fondo

El fondo es fundamental para conseguir resaltar tu objeto o conseguir que pase al olvido en menos de 2 segundos. Tienes que resaltar tu objeto, por ello el fondo debe de crear contraste con él. El blanco casi siempre es una buena opción, pero también puedes optar por texturas sutiles y neutrales, como la textura de la madera o del mármol, dependiendo de las características de tu objeto. Por ejemplo si es muy colorido opta por el blanco, si es muy claro opta por la madera y si es de metal arriésgate con un fondo negro. En general evita que el fondo se confunda con tu objeto.

 

Pequeño truco: si trabajas con objetos pequeños, puedes ir a una papelería y comprar una lamina de goma eva, esta que se usa para hacer manualidades. Yo me compré una blanca, y funciona de maravilla. Al ser más gruesa que la cartulina y al ser también de un material distinto del papel, tiene la ventaja de que no se dobla nunca y por ello luce siempre impecable y bien tiesa. Si se ensucia, le pasas un trapo húmedo encima y listo.

 

4. Usa reflectores caseros

El reflector se convertirá en tu mejor amigo cuando ves que a pesar de haber elegido la luz mejor para tu objeto, se siguen formando sombras molestas. Lo que tienes que hacer es montar un reflector en el lado donde están estas sombras, para iluminarlas y entonces reducirlas.
Crea un reflector casero para conseguir una iluminación más homogénea. Puedes hacerlo de una forma muy sencilla, con un trozo de cartón envuelto en papel aluminio previamente arrugado. De esta forma conseguirás que la luz que esté reflectando se vaya por todas partes, iluminando todo de una forma más homogénea, en vez que solo hacía un lado. Pruébalo y me cuentas la diferencia.

 

5. Suaviza las sombras

Como te dije en el primer punto, debes elegir una fuente de luz difuminada y suave para fotografiar tu objeto de la mejor forma posible sin alterar demasiado su aspecto. Este tipo de luz de la que te hablo suaviza las sombras. Si la luz que has escogido no consigue suavizar las sombras como te gustaría, entonces usa estos trucos:

 

• Corre la cortina delante de la ventana, y si es blanca mucho mejor así no altera los colores
• Usa papel de horno para difuminar la luz. Yo me he creado un difusor casero pegando papel de horno en un marco de cartón. ¡Funciona de maravilla!

 

6. Utiliza elementos decorativos (sin pasarte)

Esto parece algo opcional, pero no lo es. No es lo mismo una foto de un objeto hecha de la forma correcta, con la luz correcta, el enfoque correcto y el fondo correcto, pero sin ninguna decoración, que el mismo objeto fotografiado con algo que lo acompañe sin restarle importancia. Una foto correcta puede convertirse en una foto sin alma.

 

Estos elementos transmiten movimiento a tu foto, la hacen mucho más atractiva e incluso más cálida si cabe. Entonces ¿por qué renunciar a ellos? Puedes usar todo lo que tengas a tu alcance y que tenga sentido con tu foto. Por ejemplo, en la foto de mi collar que te mostré antes, he usado las piezas de cierre que de verdad cierran el colgante. Las he escogido porque al ser doradas dan mucha luz y mucha calidez a la foto pero también porque tienen sentido con el collar mismo. Si hubiera decidido acompañar esta foto con una cadena  dorada no seria lo mismo. No tendría mucho sentido vaya.

 

En tus composiciones puedes usar: flores, hojas, materiales que componen tu objeto o herramientas que hayas usado para crear tu objeto, por ejemplo.

 

Mira estas fotos de mi cuenta de Instagram como ejemplo. ¡Todas están hecha con mi móvil!

 

Regalito veraniego para una preciosa cumpleañera veraniega! Tejido con cuerdas y detalles de oro viejo. #manumacrame

Una foto publicada por Valentina Musumeci (@v_musumeci) el

Bueno, hasta aqui mis pequeños trucos para conseguir fotos profesionales sin un equipo profesional. ¿Cómo lo ves? ¿Crees que será fácil aplicar estos trucos? ¿O hay algo que puede resultarte complicado? Cuéntamelo todo en los comentarios, me encantará ayudarte.